viernes, 17 de febrero de 2017

Tutorial: Iniciación a la técnica de pintura multicarga

¡Hola!

Por fin es viernes y nada mejor para empezar el fin de semana que un pequeño tutorial donde os explicaré brevemente en qué consiste la técnica de pintura multicarga. 

Esta bonita técnica consiste en aplicar dos o más colores de pintura en una misma pincelada, intentando que los colores no se mezclen en el pincel y creen sobre el soporte zonas de color diferenciadas e incluso degradados si los tonos son similares. Para conseguir este efecto, debemos seguir unos pasos muy sencillos que os explicaré a continuación.

MATERIALES

-Cartulina (o el soporte que prefiráis)
-Pintura (como mínimo dos tonos diferentes)
-Pincel (plano o redondo, depende del tipo de pincelada que queráis usar)



Yo voy a utilizar tres colores metalizados de pintura acrílica de Martha Stewart sobre una cartulina negra para que se aprecie mejor el efecto metalizado y unos pinceles redondos.

Lo primero que haremos será trazar unas suaves líneas sobre la cartulina con un lápiz, para delimitar el área que vamos a pintar.


Seguidamente cogeremos el pincel de menor tamaño y lo cargaremos bien de la pintura base (el tono más oscuro que hayamos elegido) El pincel debe estar bien empapado y con la cantidad suficiente de pintura como para hacer un trazo largo.


Una vez tengamos el pincel cargado con el color base, procederemos a cargarlo con el segundo color. Es muy importante que al tomar el segundo color lo hagamos con cuidado, para que ambos colores no se mezclen sobre el pincel, si no que se queden uno sobre otro; no impregnaremos la totalidad del pincel con el segundo color, solo la punta y aunque debéis ser cuidadosos, no escatiméis en pintura, cargad una buena cantidad.


Con el pincel cargado con ambos colores, iniciaremos el trazo de nuestro dibujo. Yo voy a hacer líneas finas y curvadas. Aplastad ligeramente el pincel contra la cartulina y deslizad el mismo en dirección descendente siguiendo el trazo que hayáis marcado. Yo he utilizado el pincel pequeño para los trazos interiores de mis flores y el grande para los exteriores.



Como veis, el color base permanece en la parte inferior del trazo mientras que el color secundario (el más claro) ilumina la parte superior. Si os fijáis en la imagen superior veréis el modo en que la pintura debe cargarse sobre el pincel: color base por toda la superficie y color secundario en la punta. Cargad el pincel del mismo modo cuantas veces necesitéis para completar vuestro dibujo. Como veis, las flores que he pintado se componen de trazos sencillos y curvos. Para hacer los tallos he optado por mezclar pintura mate verde lima con un verde pastel metalizado de Finnabair. El resultado me ha gustado bastante.



Si los tonos de pintura son similares, podréis conseguir bonitos degradados. Las posibilidades con esta técnica son muy amplias, ya que podéis probar con diferentes tipos de pincel, de pintura y soporte. Me gusta mucho el efecto metalizado sobre la cartulina negra, queda realmente bonito.



La técnica es sencilla, lo que sí requiere es algo de práctica, sobretodo para realizar los trazos de un modo limpio y preciso. Para empezar podéis escoger motivos fáciles, como estas flores, por ejemplo, y probar diferentes estilos, no solo cargando el pincel con dos colores, si no con alguno más o cargar sobre un pincel plano la mitad de un color y la otra mitad de otro ¡lo que se os ocurra! porque si algo tiene esta técnica es que la podéis aplicar de diferentes formas obteniendo siempre unos resultados espectaculares con unos pocos trazos ¿os animáis a probarla? 



Esperando que os haya gustado esta pequeña introducción a la técnica de pintura multicarga, aprovecho para desearos a todos un muy feliz y creativo fin de semana. Sed buenos =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...