viernes, 19 de diciembre de 2014

Yo la cago a lo campeón, capítulo I: Encuadernación con espiral.

¡Buenos y fríos días!

Otra semana que se acaba y ya con la Navidad a la vuelta de la esquina, no doy abasto con el packaging de los regalos de este año ¡tengo tantos regalos por envolver! que no sé cómo me las voy a apañar. Menos mal que Laura me dio unas bonitas y buenas ideas para inspirarme en su post de hace unos días, porque de otro modo, me veo entregando los regalos a lo salvaje (podéis ver su post sobre packaging de regalos aquí) Pero el desenlace de mi historia de amor/odio con los regalos de este año y sus envoltorios os lo contaré la semana próxima, esta semana, tenemos nuevo post de Scraper Monguer, nuestro chico scrapero ¡espero que os guste la entrada de esta semana tanto como la anterior!


"¡¡Hola a todos!!

Es un placer estar de nuevo por aquí, pero antes de entrar en materia, quiero daros las gracias por el recibimiento que he tenido; es un lujazo la verdad y lo agradezco mucho, de modo que me gustaría devolveros parte de ese apoyo en cada una de mis entradas en forma de mención a los comentarios que me dejáis tanto en el blog como el la página de Facebook.

En general, sobre los mensajes al post anterior Scrapbooking en escala de rosas diré que me alegro que os hayáis divertido leyéndome y esperéis con impaciencia mis entradas, porque espero no defraudaros como scrapero, aunque sea un barbudo sin intención de afeitarse y un poco bastante monguer. Algún día Maddy me hará una jugarreta y colgará una foto mía scrapeando, rodeado de cintas rosas y flores de Prima Marketing (que me encantan) aunque debo confesaros que espero que sea más tarde que temprano porque soy bastante vergonzoso, pero sé que es inevitable, la conejita no puede estarse quieta y le encanta sacarme los colores... esta Maddy...

Bueno, que me lío, hoy vengo a comentar algo que nos ha pasado a todos, aunque las fuerzas cósmicas del universo han decidido que a mí deba pasarme con más frecuencia. Debe ser que Esperanza Gracia, sí, esa, la del horóscopo, me tiene manía o algo por el estilo, porque tanta torpeza ya no puede ser ni buena para el medio ambiente. Hoy he querido titular la entrada de un modo sincero, porque no me bastaba con poner errores comunes... no... Yo la cago a lo campeón y estos son los errores que cometo con más frecuencia y el modo en que he intentado salvar la situación con la mayor dignidad posible.

Capítulo I

-Cagada nº1: Mierda, he hecho los agujeros de la encuadernación en el lado incorrecto.



Bien amigos, esto es lo que pasa cuando uno se confía; que se repeina uno como Mauricio Colmenero y con el pelopatrás, se dispone a hacer unos sencillos agujeros con la encuadernadora de marras. Hasta ahí, todo correcto, el problema viene cuando te entretienes con una mota de polvo que flota en el aire, la mosca de turno o te ha parecido oír a la vecina llamar al niño a grito pelao por la ventana muy a lo ¡Joshuaaaaaa sube pa' la casaaaaaa! y claro está, te das cuenta de que has taladrado el lado incorrecto del papel. No tienes más papel de ese color, eso suele suceder... llámalo Ley de Murphy, o directamente, ya tenías las páginas de tu flamante mini decoradas y volver a repetir todo el trabajo no da pereza, da muchísimo por el c**lo. Pues no desesperéis, porque aunque los planetas se hayan alineado para fastidiaros el día, podéis salir airosos con estos tips que seguro que a muchos de vosotros ya se os habían ocurrido, pero yo por si acaso los pongo de nuevo:

-Recortad algunas tiras de papel de una anchura de unos 3 centímetros y luego con una troqueladora de bordes cread una cenefa que cubra los agujeros de cada una de las páginas. Pensad que haberos equivocado ha estado bien; ahora vuestro trabajo es más bonito.




-Una cinta a tiempo quita mucha tontería. ¡Sed creativos! no dejéis que os pueda el desánimo. Podéis jurar en arameo, acordaros de vuestra suegra o desfogaros como más os guste, pero mirad que truquito más cañero (lo sé, esto no es nada nuevo, pero dejad que me sienta como si hubiera descubierto América) ¿No os encanta? a mí sí.




-Abusad de la washi tape, que para eso está. Elegid una que sea opaca y cubra bien los agujeros, vamos, que seguro que alguna tenéis por ahí. A mí me van las de purpurina, el brillo está muy de moda últimamente en el scrap, así que... pensad que vuestro error os ha hecho estar a la moda... bien hecho, amigos.



Como veis, soy un especialista en cagarla a lo campeón, pero también es cierto que hay muchas formas de arreglarlo, yo os he puesto alguna de las que suelo utilizar con más frecuencia, pero si le echáis imaginación se os ocurrirán bastantes más. En definitiva, en el scrap, y como en todos los aspectos de la vida, nos vamos a equivocar, a veces en cosas sin importancia y en otras meteremos la pata hasta el fondo, pero si algo he aprendido desde que scrapeo es que un error puede ser el comienzo de algo maravilloso, de modo que equivocáos, experimentad y tened vuestro momento de cabreo, porque en esta vida ¡hasta cabrearse de vez en cuando es saludable!. De un fallo puede salir algo que nos caracterice, un detalle que la gente recordará de nosotros como algo precioso y que no se les había ocurrido hacer, así que espero que os equivoquéis mucho, porque como dice un proverbio japonés: no se puede confiar en alguien que nunca se ha equivocado.

Monguers míos, hasta aquí el primer capítulo de mis cagadas scraperas y sus posibles soluciones, volveré después de Navidad, mientras tanto, seguid scrapeando, aprendiendo y sobre todo, divertíos mucho."

Scraper Monguer



¡Me ha encantado! gracias Scraper Monguer por haber compartido tu sabiduría con nosotros, ha sido un placer leerte, yo también me despido y os recuerdo que aun estáis a tiempo de participar en nuestro Sorteo de Navidad, es muy fácil y te puedes llevar un premio la mar de apañado. ¡Nos vemos la semana que viene! disfrutad del fin de semana.

Maddy

7 comentarios:

  1. jajajajajaja Me ha pasado!! Como lo mío eran unos agujeritos pequeñitos coloqué dentro perlitas. Y lo de la cinta me lo apunto. Sigo con interés tus publicaciones. Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que nunca me ha pasado esto, pero seguro que alguna vez me pasará, jajaja. Y los tips están genial, sobre todo me encanta el de la cinta, queda precioso y como tu dices, hasta mejora el trabajo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. ohh si y tanto que me ha pasado , yo creo que a todas/os nos ha pasado alguna vez.....

    ResponderEliminar
  4. Menos mal... Pensaba que vuestros trabajos scraperos salían perfectos desde el minuto cero. Consuela saber que no sólo la cagamos las novatas jeje. Muy buenas ideas, por cierto, las soluciones que has dado al fallo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajaja a mi me pasa eso cada 2x3. Mi hermana (que no tiene ni idea de scrap) ha llegado a la conclusion de que "en el scrap todo vale" jajajaj

    Gracias por compartir tus "apaños" con nosotras

    ResponderEliminar
  6. amo al scraper monguer, tan fluido, tan sincero! ya espero tu siguiente entrada!

    ResponderEliminar
  7. Que entrada más Buena! Desde ahora soy fan de scrap morguer. Admito que eso mismo me ha Pasado! Y algunas cosas más con la bind it all.... jejejeje. No se me había ocurrido lo de la cinta
    Gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...