viernes, 21 de noviembre de 2014

Scrap tip: pinceles como nuevos

¡Hola!

¡Por fin es viernes! y nada mejor para terminar la semana que un scrap tip muy útil para alargar la vida de tus pinceles y mantenerlos como nuevos durante más tiempo. Cada maestrillo tiene su librillo y hoy os quiero enseñar el modo en que yo cuido todos mis pinceles; gesso, tintas, acrílicas, acuarelas, nogalina, chalk paint... no importa con qué pintes, todos tus pinceles como nuevos con este sencillo truco, porque la CLAVE ESTÁ EN LA LIMPIEZA y hacerlo justo después de pintar, evitando que se seque la pintura o la tinta en el pincel.

No hay una fórmula mágica que sea efectiva al 100% pues llega un momento en que debemos sustituir nuestros pinceles por unos nuevos, ya que con el tiempo, las cerdas se van quedando "feas" pierden suavidad y por supuesto, densidad. Casi el mejor tip que os puedo dar antes de comenzar es siempre la calidad; comprad un buen juego de pinceles, que aunque sean más caros, notaréis la diferencia y os durarán más, yo utilizo los de Claudine Hellmuth, de Ranger.


MATERIALES:

-Limpiador de sellos (StazOn Cleaner o similar)
-Agua y jabón de manos

Lo primero que haremos será pre lavar nuestros pinceles con agua y seguidamente pondremos una pequeña cantidad de limpiador de sellos sobre nuestra superficie de corte:


Una vez hayamos hecho esto cogeremos dos pinceles y los mojaremos con el limpiador de sellos. Cuando estén bien empapados frotaremos con suavidad un pincel contra otro sobre el charquito de limpiador de sellos. A medida que frotéis las cerdas de los pinceles veréis como va saliendo toda la suciedad:



Poco a poco las cerdas de vuestros pinceles se irán quedando brillantes y libres de cualquier resto de tinta o pintura. Es importante frotar unos pinceles con otros para que el limpiador de sellos penetre dentro de las cerdas y disuelva cualquier resto de pintura. Además, los limpiadores de sellos, al tener una ligera base oleosa hidratarán vuestros pinceles haciendo que las cerdas recuperen la suavidad y el brillo de cuando eran nuevos.


Una vez tengamos todos los pinceles limpios, volveremos a verter un poco de limpiador de sellos sobre la superficie de corte y nos aseguraremos de que los pinceles no suelten más suciedad (si el líquido limpia sellos permanece transparente cuando frotamos los pinceles sobre el producto, es que están bien limpios) Seguidamente pondremos agua en un recipiente y con los dedos extenderemos jabón de manos (líquido preferentemente, no en pastilla) sobre las cerdas de los pinceles:


Es importante frotar los pinceles enérgicamente con los dedos hasta formar espuma y que ésta salga blanca (indicará que están bien limpios) después los enjuagaremos con abundante agua y tras escurrirlos ligeramente los dejaremos secar al aire.


Con este sistema de limpieza veréis como se alarga la vida de vuestros pinceles considerablemente, haciendo que sean más precisos a la hora de pintar y manteniéndolos suaves e hidratados por más tiempo. No más pinceles sucios o "despeluchados" con este tip mimarás tus pinceles como se merecen, ya que mantener tus herramientas en óptimas condiciones es esencial para un acabado perfecto en todos tus proyectos.

Espero que os haya gustado el tip de hoy, yo me voy a scrapear un poco, que los viernes me motivan y me inspiran ¡buen fin de semana! Nos vemos en el próximo post.

Maddy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...